Cómo escoger tu base de maquillaje y no morir en el intento

La vida es tomar una decisión tras otra, algunas con más importancia que otras, pero todos los días desde que elegimos qué tomar para desayunar o qué plan hacer después de trabajar, estamos tomando decisiones. Aunque a mucha gente le pueda parecer que elegir una base de maquillaje pertenece a la categoría de “Decisiones fáciles y rápidas” de tu vida, no lo es. Una mala elección de tu base de maquillaje puede hacer que se acartone tu piel, que parezca que te has maquillado restregándote un Dorito o incluso que parezca que tienes más edad (aquí hago un inciso: cumplir años es maravilloso y estarás divina siempre, pero marcar unas arrugas que de normal no tienes, es marcarte un gol en propia puerta).

Elegir base de maquillaje es como elegir unos buenos zapatos para diario o unas zapatillas de salir a correr, ya que hacen tu día a día más cómodo, por eso debes elegir bien.

¿Cuántas veces has comprado una base de maquillaje que luego no has podido utilizar porque no se ajustaba a tu piel? Esta es una de las experiencias más frustrantes en lo que a shopping cosmético se refiere. Aquella base que parecía perfecta en la tienda, de repente, sufre una transformación en el trayecto a tu casa y cuando te la aplicas sobre la piel parece otra. Esta situación se repite a diario y se puede evitar fácilmente si conoces bien tu piel.

Después de haber leído todo esto, hasta te habrás agobiado, pero aquí estoy yo para echarte una mano en esta tarea con mis 7 consejos definitivos para elegir correctamente tu base de maquillaje.

En la actualidad puedes elegir entre miles de bases de maquillaje según el acabado, textura, duración y tono que desees, por lo que aquí vemos de forma evidente que no todas son las indicadas para todo el mundo.

CONOCE TU TIPO DE PIEL Y SUS NECESIDADES

Aunque parezca un consejo evidente hay que señalarlo y colocarlo el primero porque es muy importante. Saber cuál es tu tipo de piel, qué necesidades tiene y qué tipo de texturas le vienen mejor es primordial. La base de maquillaje ideal para una piel seca no será la misma que para una piel grasa o una piel mixta. Además no existen solo 3 tipos de piel: hay pieles grasas con zonas deshidratadas, hay pieles que cambian según la estación siendo secas en invierno y mixtas / grasas en verano etc.

Por normal general y comparando pieles completamente opuestas, una piel seca se ve favorecida por las bases de maquillaje hidratantes, de acabado jugoso y se acartona con una base mate. Sin embargo una piel grasa tendrá la reacción opuesta: se beneficiará al máximo de una base mate y tendrá que evitar las bases hidratantes para que no acentúen sus brillos.

Así que, aunque creas que sabes cuál es tu tipo de piel exacto, te invito a aplicar cada uno de mis consejos y que para asegurarte, descargues mi Guía para identificar cada tipo de piel y sus necesidades haciendo clic aquí. Con esta guía empezarás con buen pie el camino a elegir tu base de maquillaje.

¿Preparas correctamente tu piel antes de maquillarte?

Aquí las más perezosas diréis que vosotras no podéis estar 3h para maquillaros por la mañana, pero lavar la cara e hidratarse la piel es un paso rápido y que tu base de maquillaje agradecerá infinitamente

Una buena crema hidratante prepara la piel para que el maquillaje se asiente mejor e incluso dure más, pero al igual que la base, la crema tiene que ser la adecuada para tu tipo de piel.

Vamos a nombrar brevemente que además de las cremas hidratantes existen serums y prebases hechas especialmente para ser el paso previo a la aplicación de la base de maquillaje. Las prebases de maquillaje pueden ser matificantes, iluminadoras o estar formuladas con siliconas para rellenar poros y dejar más lisa la piel. Pero esto ya lo hablaremos más en profundidad en otros post.

¿Qué textura de base de maquillaje necesitas?

Cuando te sitúas delante la zona de bases de maquillaje de cada marca la gran variedad de acabados puede volverte un poco loca: fluida, compacta, en stick, compacta en crema, polvos sueltos, polvos compactos o mousse ¡No desesperes!, si has leído a conciencia mi Guía para identificar cada tipo de piel y sus necesidades, sabrás qué texturas son tus aliadas y de cuáles tienes que huir. A continuación, explico texturas de bases de maquillaje que puedes encontrar en el mercado y algunos consejos de aplicación:

  • Bases de maquillaje fluidas: Son las bases más clásicas y por lotanto las más usadas. En cuanto a coberturatienen un rango muy grande, ya que puedes encontrar bases fluidas de cobertura ligera media o alta. Además también podrás elegir  ntre acabado mate, natural o luminoso. Son las que más variedad tienen y podrás aplicarlas cómodamente con esponja, brocha o incluso con los dedos.
  • Bases de maquillaje en stick: Son sólidas y van en forma de barra por lo que la aplicación es similar a la de un labial en barra. Suelen tener cobertura alta o muy alta, pero ahora también podemos encontrar bases de maquillaje en stick más ligeras, muy útiles para maquillajes de TV, cine o teatro. Este tipo de base se aplica con esponja previamente humedecida.
  • Base de maquillaje en polvo suelto: Son bases de cobertura baja-media. Están recomendadas para pieles grasas y casi podríamos decir que prohibidas para pieles secas, porque resecarían a un más la piel. También se usan para sellar una base líquida y aumentar su duración.
  • Base de maquillaje compacta (polvos o crema): Las bases compactas están disponibles en formato polvo o en formato crema, su cobertura es media-alta y suelen ser aplicadas con esponjillas planas. Se suelen recomendar para pieles grasas, pero no son muy aconsejables para pieles maduras porque tienden a acumularse en las arrugas o marcas de la piel.
  • Base de maquillaje mousse: Uno de los formatos más novedosos en la actualidad es la textura mousse, muy ligera y agradable al tacto. Son bases de cobertura media-baja, acabado aterciopelado y pueden aplicarse con brochas de base, esponjas humedecidas o con los dedos.

¿Qué cobertura quieres o necesitas?

¿Buscas cubrir totalmente tu piel o prefieres que sea más natural? No hay respuesta correcta o incorrecta porque cada persona busca un tipo de cobertura en su base de maquillaje. De hecho, no debemos adjudicar directamente una base de cobertura alta a una persona con muchas “imperfecciones” en la piel, ya que puede ser que no le importe y prefiera un acabado traslúcido. De nuevo os pido que me permitáis otro inciso: llamamos imperfecciones a manchas, granitos y poros pero cada uno decide lo que quiere disimular o no en su piel.

Por lo que en este punto te aconsejo que elijas el acabado de base de maquillaje que más te guste. Ahora bien, si no te decides y buscas mi opinión como profesional, aquí va: no soy partidaria de las bases con muchísima cobertura, a mi me gusta trabajar sobre pieles naturales y corregir las zonas de imperfecciones con un producto de mayor cobertura justo donde está el problema y no en toda la cara.

También hay que señalar que con una misma base de maquillaje puedes obtener diferentes coberturas según la herramienta que uses para aplicarla. Utilizando una esponja húmeda, conseguirás un acabado más jugoso y menos cobertura; con una brocha conseguirás más cobertura. Por lo que las herramientas también entran en el juego ya que si te gusta la cobertura de una base mate, pero sería perfecta para ti no siento tan mate, pruébala con esponja húmeda a ver qué tal.

¿Cómo se cuál es mi tono de base de maquillaje?

Para poder encontrar nuestro tono perfecto en la base de maquillaje, primero debemos saber diferenciar entre tono y subtono.

  • El tono de tu piel es la saturación o color, es decir, si tu piel es blanca, intermedia, negra o asiática.
  • El subtono existe en cada uno de los colores piel anteriormente nombrados y puede ser frío, cálido o neutro. Son colores que subyacen a tu color de piel y en parte son los culpables de que no puedas compartir base a veces ni con tu hermana, que tiene aparentemente la piel igual que la tuya.

Bien, ya tenemos mas o menos claro que subtono de piel tenemos, ahora centrémonos en la finalidad de la base de maquillaje.

Olvidemonos de pretender parecer mas morenas con una base de maquillaje mas oscura que nuestro tono de piel. La base tiene el objetivo de perfeccionar, crear una segunda piel y unificar el tono, no subirlo.

La base de maquillaje debe acoplarse perfectamente a ti en todos los aspectos, tiene que fundirse con tu piel para evitar el indeseado efecto “máscara”, tan común cuando nos decidimos por una base más oscura que nuestra piel. Para broncear ya existen otro tipo de productos específicos, así que a la hora de elegir la base siempre debemos optar por el tono más parecido al de nuestra piel. Durante el tiempo que he trabajado en diferentes marcas de cosmética y maquillaje he tratado diariamente con clientas que pedían tonos más oscuros para parecer más morenas, pero hay que pensar que entonces tendrías que aplicar la base por todas las zonas visibles (cuello, escote, orejas…) para que no hubiera cortes y eso es una locura.

Dos claros ejemplo de lo que puede paar si elegimos mal el tono de la base…

¿Cómo sabremos que hemos encontrado ese Santo Grial para nuestro tocador? Cuando al aplicarlo tu piel quede impoluta y la gente diga que vas radiante. También es necesario esperar un ratito después de aplicar la base antes de darle el “Si, quiero” definitivo. Tiene que dar tiempo a que se asiente y comprobemos definitivamente que el color de la cara y el cuello es el mismo.

Una vez sepas tu tipo de piel, la textura que mejor te viene, la cobertura, el acabado y tu subtono, solo queda empezar a probar . Mi recomendación es que si la vas a probar dentro de una tienda, pidas por favor que te la apliquen y, si es de día, salgas a la calle a verla con luz natural una vez que se seque ¿Por qué? Porque las luces de las tiendas pueden afectar a cómo te veas en el espejo y además está el hecho de que muchas bases “oxidan”, es decir, que se oscurecen ,entre un poco y mucho, al secar.

Para prevenir el irte a casa con el tono inadecuado de base de maquillaje, lo ideal es pedir una muestra de tu tono para llevarte a casa, probarla con tus herramientas y puedas ver cómo se comporta la base a lo largo del día. Es más, aunque parezca evidente, no elijas como día de prueba de ningún tipo de cosmético un día de un evento, porque si no sale bien, puede jugarte una mala pasada. En tiendas como Sephora suele ser posible pedir una muestra para llevar, pero sobre todo lo recomiendo para las que os decidáis por una base de alta gama porque duele mucho gastar ese dinero y que luego no sea tu tono. Dicho esto, en muchas tiendas no tienen probadores ni de todos los tonos ni sistema que te permita llevarte un poquito a casa, por lo que a veces tenemos que conformarnos con probarlas en tienda o ni siquiera eso. Aquí ya es decisión de cada una el arriesgarse.

Si te decides a comprar una base de maquillaje sin hacer las pruebas pertinentes y resulta no ser tu tono perfecto, antes de llorar o maldecir a

medio mundo, tranquila, existen productos que oscurecen o aclaran las bases para ayudar en estos casos y en los casos de personasque no terminan de encontrar su tono exacto después de haber probado mil tonos.

Normalmente las tiendas que venden maquillaje y cosmética tienen maquilladores o asesores que te ayudan a probar y elegir la base de maquillaje, si no es así o prefieres hacerlo tu misma recuerda que lo mejor es probarla en la zona entre el cuello y la mandíbula, nunca en el dorso de la muñeca ¡No es perfume! ¡Es maquillaje para la cara! Lo normal es probarlo en la cara.

¿Qué acabado quiero?

De nuevo dependemos de los gustos personales y del tipo de piel. Como bien hemos hablado en el punto 1, por norma general los acabados mate benefician a las pieles grasas y los jugosos a las pieles secas. Pero también entran en juego las tendencias de maquillaje, ya que hace unos años se puso de moda que el acabado de cualquier maquillaje fuera mate (base, labial, colorete, sombras, bronceadores etc) y ahora estamos en la era del brillo, con acabados jugosos, los iluminadores han tomado también mucho protagonismo y las sombras de ojos con purpurina. Yo personalmente estoy encantada con la tendencia actual de piel luminosa, ha sido siempre mi elección a la hora de maquillar porque creo que es posible conseguir un efecto luminoso sin brillos incluso en pieles grasas.

¿Qué presupuesto tengo?

Por último toca adaptarnos al presupuesto que tenemos para elegir nuestra base de maquillaje definitiva. No podemos caer en el error de pensar que cuanto más cara, mayor calidad porque no es así, de hecho hay bases de marcas low cost muy aceptables y otras caras que no merecen la pena en absoluto desde mi punto de vista.

Ahora tenemos acceso a muchas marcas de todas las categorías, baja, media y alta gama, así que podrás elegir entre un sinfín de opciones. Marcas como Bell, tienen bases de maquillaje que rondan los 10€ que yo catalogaría como bajo coste porque además son de gran calidad; de gama media destacaría la base de maquillaje de Etnia, que por 17€ es muy buena elección; en alta gama mis favoritas son la Teint Miracle de Lancome como luminosa y la Teint ultra wear como mate, también de Lancome, que se pueden encontrar desde 25 hasta 40€ según donde las compres, pero si tengo que destacar una con acabado luminoso es la base de Charlotte Tibury. No puedo dejar de mencionaros la archiconocida Double Wear de Estee Lauder, la base, que yo me he encontrado, que mas duración tiene en el mercado, pero ojo con ella es una base de mucha cobertura y muy muy mate, si no sabemos trabajarla, nos pasamos de cantidad el acabado es feísimo.

Ahora si estás totalmente preparada para ir a conseguir tu base de maquillaje definitiva, o incluso dos: una para diario más natural y otra para eventos que lleve más cobertura ¿Por qué no? Si has probado mis consejos y has dado con tu base de maquillaje ideal ¡Vamos! ¡Cuéntamelo en comentarios! O si por el contrario te han surgido más dudas, escríbelas en comentarios que lo mejor del blog es ayudarnos entre todas.

¡Hasta el próximo post!

0 0 votos
rating
Suscríbete
Notificarme sobre:
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios